Con las piernas abiertas y la boca cerrada



Que me hayan deshabilitado mi cuenta de Facebook no me extraña: desde que comencé a escribir en la web he estado, como muchxs otrxs, propensx a la censura. Estoy consciente del odio que genero en mucha gente y que eso me seguirá regalando nuevas denuncias, censuras y, en el peor de los casos, golpes físicos. Desde que he querido formar parte del mediático caos de las comunicaciones –en el colegio siendo parte de publicaciones escolares- he recibido quejas y expulsiones con muchas razones de parte de sus cabezas limitadas; nunca he buscado la pertinencia ni el respeto como forma para comunicar. Siempre he preferido la provocación, tengo mis referentes locales y hasta las últimas consecuencias han seguido firmes con su postura dislocada y mal oliente. No estoy ni ahí por ordenarme ni ubicarme un poquito más, como muchxs, por el burdo miedo. No quiero domesticarme ni mucho menos dejar de hacer lo que tanto me gusta. Haberme convertido en el prostituto que para muchos soy, no ha sido preguntando primero y lanzando después. He asumido una postura incomoda para el resto y así pretendo mantenerla hasta nuevo aviso. Quizás sean capaces de decirme que todo lo hago por puro narcisismo, que no tengo otro interés más que conseguir fama, que me vuelvo fácilmente monotemático y que no sirvo para nada. Quizás me quieran incluido en las filas del MUMS y andar regalando condones a lxs putxs de la calle, abanderarme con su arcoíris condescendiente y marchar por un matrimonio homosexual, firmemente homosexual y nada más que homosexual. Tal vez, como el cómodo y chupabotas Rolando Jiménez, me prefieran más bien con las piernas abiertas y la boca cerrada. Que sólo les cuente historias calentonas sin nombres ni apellidos y que me mantenga siempre respetando al resto, porque sólo así alguien como yo puede ser valorado, sin atrevimientos ni desatino; siempre disponible a dilatarme la carne pero con la lengua muy amarrada a los dientes.
Me cerraron el Facebook porque, según ellos, alguien me denunció por usar una falsa identidad. Tuve que enviarles un correo a la administración que correspondía con mi C.I. escaneada, demostrándoles cuál era mi “verdadera identidad”, la oficial, esa que me obligaron al nacer en todos los registros posibles. Al final, no era ese el motivo real de la denuncia. Hay algo más detrás de cada persona que pretende joderme la existencia cibernética. Algunxs me dicen que no debo quejarme ya que yo genero tal odio. Me parece que vendría siendo lo mismo decirle a una prostituta que no se queje si la violan porque ella anda provocando a los machos. Como si debiéramos asumir los “castigos sociales” en silencio y no hacer de ellos mejor un escandalo casi circense para evidenciar lo retrogrado de nuestra sociedad a esta altura y ridiculizarlo en público. Me parece mucho mejor esa queja –un tanto desenfadada- antes que el silencio sumiso de la gente seria y decente.
Por otro lado, se están acostumbrando a exigir una seriedad ridícula que es bastante típica en los autoproclamados mesías revolucionarios: no involucrarse en asuntos tildados de frívolos “porque sólo les pertenecen al enemigo”. Que yo me asuma mediático, frívolo y provocador les parece indebido. Mucha gente o me quiere callado o me quiere muy serio. Les parece invalidador que alguien relacionado en asuntos políticos como la disidencia sexual, por ejemplo, sea parte también de ciertas formas estrafalarias como la web y sus “banalidades cibernéticas”, como la televisión y su “auge farandulero”, como la prensa escrita “tan amarillista”, etc. Que me digan que es el peor error que pueda cometer, que no corresponde para una “idea subversiva” mezclarse con “ideas alienantes”, como si todo esto aun se tratara de puritanismos y dogmas irrenunciables, me parece bastante retrasado y normalizante. Yo siempre he creído en la figura del infiltradx. No le tengo miedo al “enemigo” que tantos mesías revolucionarios atacan desde sus trincheras exclusivas y limpiecitas. Somos muchxs quienes preferimos la suciedad del infiltrarse en el terreno opositor y desde sus malas jugadas detonar nuestros escandalosos imaginarios. No andamos con cristianismos añejados creyendo en la pureza del caudillo izquierdista ni tampoco tenemos menos astucia en la cabeza que los mecanismos de la tentadora derecha. Hace rato que pretendemos dejar de lado esos binomios que no sólo hablan de hombre/mujer y avanzar de forma desbordada hasta donde nos lleve cada deseo. Estar entrando y saliendo, mantenernos en la ambigüedad, contradictorixs. Como infiltradx transitar y aprender del otro juego, seducir y luego contratacar con sus mismos mecanismos para luego moverme, fluir hacia otro borde y continuar infiltrándome aun más. Quizás hasta me acusen de traicionar, de vender mi alma (ya no sólo el cuerpo) y que el sistema me ha absorbido. Pero ante todo, sólo me queda actuar, continuar escribiendo y seguir actuando; después de todo, lo único que valdrá luego serán esas acciones que a tantxs les repugnan, pero que seguramente serán muchos más útiles que esa puritana militancia mesiánica poco divertida. Perderle el miedo a los múltiples devenires es muy importante en estos tiempos. Yo ya quisiera verme en más entrevistas bastante mediatizadas, con algún buen titular en La Cuarta y Las Ultimas Noticias y quizás en algún programa de televisión. Yo quiero llegar a la pantalla y poder ensuciarme aún más de tanta frivolidad para ensuciar yo también con mi degenerada disidencia. Lo importante, como han señalado pensadorxs contemporáneos, es hacer de esta vida algo más vivible y yo ya tomé mi camino.
No creo que sea necesario victimizarme frente a tanta censura que recién comienzo a experimentar, pero tampoco estoy dispuestx a quitarles ruido a hechos fascistas que deben ser exhibidos y ridiculizados en público. Prefiero entrar al circo y seducir al dueño de la estupidez, oírle todos sus secretos y luego traicionarlo para ser el nuevo espectáculo de su propio circo. Me mantendré abriendo las piernas con mucho placer y la boca será lo que menos cerraré. Quizás me borren nuevamente algún texto o siga recibiendo amenazas cobardes, pero ya lo decidí y nada detendrá mis frívolos y disidentes planes. Y como decía la Jiles, si me quieren censurar, que me censuren.





Comentarios

  1. Creo que lamentablemente la "cuadrada mente" de la sociedad, no está preparada para alguien que es tan directo, y honesto como tú. Pasa todo el tiempo, la mina que es feliz metiéndose con cuanto mino se le ocurra, si la tratan de calentona, se ofende, cuando eso es lo que es, y porque tendría que sentirse avergonzada? A mi me han dicho un millón de veces que de virgen no tengo nada, como si decir que fuese virgen fuese la media huea, y como si decir que no lo sea, también fuese el medio problema. Si digo que me masturbo, que me caliento, que veo porno, que hago esto, que hago esto otro, soy una hueona "ordinaria", y si no lo digo soy una "cartucha". La sociedad esta llena de dobles caretas, de gente hipócrita y de personas complacientes, que cambian de acuerdo o más bien se "adaptan" a lo que les conviene, y para unos son de una forma y para otros de otra. Nadie se moja el potito hoy en día, todos prefieren hacer lo políticamente correcto. Eso de la "no censura", del libre albedrio, A LA MIERDA, nadie lo cree, excepto un par de personas, pero al final de todo, NADIE QUEDA MAL CON NADIE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan las chicas como tú!!! yo quiero quedar mal con muchxsss

      Eliminar
    2. Al parecer La Pilo y yo empleamos tiempo en leer lo que escribes,estoy totalmente de acuerdo en decir las cosas tal cual son,pero hay que utilizar bien las palabras,he perdido el tiempo en leer la porqueria que escribiste anteriormente solo por llorar que te cierran las paginas que escribes,no te has preguntado porque le das pie a que las cierren? si utilizaras buen vocablo y algunos otros detalles no sucederia eso,me queda mas que claro que eres uno mas del monton,que quiere hacer escandalo,diciendo y/o escribiendo cualquier cosa que provoque polemica para aparecer en la Cuarta o la tv, que mal ,no voy a profundizar en el tema porque no vale la pena escribir,ojala le resulte todo bien,acuerdese que las que se meten con futbolistas aparecen en portada......

      Eliminar
    3. Isaac, difiero muchísimo en lo que dices, decir "pene", "pico", "masturbarse", "sexo", para mi, no es más que parte de la expresión de la sociedad. Cortémosla con escandalizarnos tanto por alguien que habla de su vida sexual, porque si fuese realmente por utilizar un mal vocabulario, todos los que día a día ponemos "ctm", "chucha", "hueón, "mierda", etc Hace rato que estaríamos con nuestras cuentas de facebook desactivada, así que desde ese punto de vista, no me parece válido tu argumento. Por otro lado, por favor, porque tenemos que siempre pensar que el que dice lo que piensa, solo lo hace por armar escándalo, y si así fuera, hay problemas con aquello? NO LO CREO, el problema es la gente como tú Isaac, que a mi parecer, creo que eres bastante cartucho y te escandalizas con un par de cosas, que no son más que la realidad de muchas personas, la prostitución, la homosexualidad y el sexo (entre otras cosas). Lo que es yo, vuelvo a decir, que el expresarse y ser sincero siempre es positivo, y que da lo mismo que haya gente que no le guste, uno no es monedita de oro pa caerle bien a todos po, y habemos personas que realmente disfrutamos con que la gente sea así, care raja para decir las cosas, porque si hubiese más gente así, creo que habrían muchas cosa en nuestro país y en la sociedad que no ocurrirían ;)

      Eliminar
    4. ay, Pilo, cada día me convences más de invitarte por ahí a conversar y reirnos de muchas cosas. Yo creo que ese tal Isaac esta bastante chocho e interesado en mis escritos, sino, no se dedicaria a leerme y mas encima comentarme. Dejaré que los paerritos domesticos ladren bajo la sombra de su amo, nosotras, las perras callejeras, seguiremos ladrando entre pacos y camiones de basura. Besos, Pilo, nos vemos en facebook ;)

      Eliminar
    5. Aww tierno :) Si algún día voy a Santiago, definitivamente tenemos que juntarnos a conversar ;)
      Creo que el Señor Isaac, como muchos otros creo yo, están demasiado pendientes de lo que haces, porque llama tremendamente la atención que una persona diga las cosas sin tapujos, y siento que quizás para él es un placer culpable. En mi humilde opinión, siento que TU ISAAC, no quieres reconocer que te interesa y que hasta incluso te gusta leerlo, porque en tu interior quizás, piensas lo mismo, te identificas y simplemente no quieres reconocerlo, ahora, si fuese lo contrario, y realmente encontraras que lo que se escribe aquí es "una porquería", "una pérdida de tiempo" (estoy citando con exactitud lo que pusiste arriba) no estarías constantemente comentando y no estarías pendiente de todo lo que se publica ;) Enserio, analízalo, no creo alejarme de la realidad.
      Bueno, nos vemos Camilo, un abrazo, besos y espero que al menos a mi, me sigas deleitando con tus columnas y tus historias, porque me encantan muchísimo ;)

      Eliminar
  2. Llegué hasta aquí por esas cosas de la red de redes y me puse a leer.
    En este punto me entrometo y aporto una frase de un "incomodador" que me parece absolutamente pertinente: "El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo." F. Nietzsche.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario