niño cuentero

Los profesores me decían que yo estaba equivocado. Me aconsejaban que dejara de mirar así a los niños, a los profesores y que no era bueno que yo le contara a mis compañeros esas cosas sobre mi papá. Los profesores decían que yo no tengo noción del bien y del mal, que no era consciente de lo que decía, que eran cosas de niños, pero yo no quería creer que mi deseo con mi papá era así de equivocado, como si las cosas de niños fuesen una demencia y solo esos adultos tuvieran la razón. Una vez un profesor me llevó a la orientadora del colegio y me hicieron contar lo que yo pensaba. Esos días mi papá me parecía el papá más hermoso, el más sensual y cuando me abrazaba al llegar del trabajo me pasaban cositas en la guata, se me aceleraba la respiración y cuando me daba las buenas noches y se iba a su dormitorio, me tocaba pensando en su tibio cuerpo aplastándome de la misma forma que aplastaba a mi mamá y ella era tan feliz. Los profesores y la orientadora decidieron no contarle a mis papis todo ese deseo mío. Quizás estaban tan convencidos que yo era solo un niño que hablaba tonteras y como solo esos adultos tienen la razón, lo mio no era más que un cuento para molestar a mis compañeros, para llamar la atención. Luego de esa vez, la vez que me sonrieron los profesores porque simplemente yo era muy “cuentero”, llegé a la casa como todas las tardes y me encerré en el baño. Creo que fue mi primera masturbación o una de las primeras, pero cerré mis ojos y deseé con todas mis fuerzas que mi papá me pillara haciéndolo y me dejara tocárselo, olérselo, besárselo. Recuerdo que después me encerré en el dormitorio a dibujar un comic porno donde un dibujo parecido a mi papá se lo hacía a un dibujo parecido a mi mamá. Al otro día llevé el dibujo al colegio y me llamaron el apoderado. Yo creí que le dirían a mi mamá sobre mi cuento con mi papá. Pero ese día comprendí que era algo tan mío que solo yo podía sentirlo real. Los profesores se olvidaron y solo me retaron porque los niños no debemos dibujar esas cosas. Pero nunca dijeron que era mi papá. Mi única posibilidad era en silencio y encerrado, siempre encerrado, tratando de fantasear que algún día se volviera real, que alguna noche mi papá llegara a mi cama y después del beso de buenas noches me hiciera todo eso que dibujé, todo eso que había pensado, todo eso que había visto siendo el espía de la familia. Hasta el día de hoy sigo creyendo que los equivocados fueron esos adultos. Solo yo sé todo eso que de verdad sentía en mi guata cada vez que me abrazaba mi papá. Nadie puede decirme que nunca estuve enamorado de él. 

Comentarios

  1. Me siento idiota por ti. Me siento caliente por ti. Desde esa tarde, percibida más extensa de lo qe realmente fue gracias al efecto del THC, qe no logro dejar de pensar en ti, en tu manera de chuparmelo, en tu cara de caliente insaciable, en mi semen recorriendo tu recto, en mi lengua saboreando tu ano, en mis deseos de volver a morderte hasta realmente arrancarte un trozo de culo y llenarme de tu cuerpo y de tu sangre. Para uno qe con tanta oxidación ya perdió la capacidad de expresarse por la latra esto me cuesta mucho, pero necesito qe sepas cuanto te deseo y cuanto me sigues calentando. Si te dijera qe no puedo explicarlo mentiría porqe sé exactamente qé me sucede: tu inconmensurable libertad me atrapó. Cuando me contaste tan abiertamente lo de tu padre lo entendí. No tienes límite, y de esa forma no tienes dueño. Probablemente te has entregado a mucha gente, pero estoy seguro de qe nadie te ha poseído ni lo hará. Inviolable. Eres tan dueño de tu existir qe puedes hacer lo qe desees, y eso me calienta mas qe la cresta porqe me permite imaginar tu culo follado en los mas diversos contextos. Todo cuanto piense de ti es posible. Todo lo qe qisiera fantasear contigo puede convertirse en realidad: llenarte de semen la cara, penetrarte con mi puño entero, follarte hasta el sudor máximo frente a un público morboso, introducir más de un pene en tu ano demoníaco, mearte, recibir el semen qe brote de tu culo en mi boca, morder cada uno de tus musculos, amarrarte de modo tal qe no puedas si qiera moverte un milimetro para huir del placer y cuántas otras cosas qe imaginaré en una próxima paja basada en mis recuerdos de tu ser.

    ¿Sabías qe existe una frontera en nuestro universo? La luz qe se generó en el big bang viaja a una velocidad finita a través del espacio tiempo. Por lo tanto existe un límite, un sitio qe aun no ha sido follado por la luz qe se escapa completamente de la comprensión humana. Tú no tienes una frontera y eso me retuerce en un orgasmo mental desesperante que incluye demasiada violencia. Necesito volver a rasguñar tu piel, morderte, hacerte llorar porqe tu ano no aguante más. Y aún así, hasta el infinito, puedes llegar más lejos.

    Qe rico qe te pertenezcas a ti mismo. Llegaste a lo máximo qe los humanos, puntos de mierda infinitesimalmente peqeños, podemos alcanzar. Eres libre, y eso solo me calienta más y más.









    ResponderEliminar
  2. debiste adorar al máximo este elogio en particular

    ResponderEliminar
  3. debiste adorar al máximo este elogio en particular

    ResponderEliminar
  4. creo que me senti identificado con esto

    ResponderEliminar
  5. El psicoanálisis ha declarado como gran verdad: el amor, el deseo que sentimos de niños hacia nuestros padre. No sé si sabías de ello. Pero son tus intuiciones/deseos buena prueba de ello. Saludos desde Lima, Perú. Qué puto eres! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario